Blog/Noticias

Entérate de lo más reciente en bienes raíces.

Se comienzan a estabilizar los bienes raíces

La venta y el valor de las residencias empiezan a experimentar una tendencia al alza

Por: 

La falta de construcción nueva y la necesidad de vivienda ha impulsado la venta de propiedades existentes, reduciendo a su vez el inventario de propiedades reposeídas en los bancos.

Durante el mes de diciembre se logró vender 944 unidades residenciales, de las cuales 894 eran usadas y 50 nuevas. Esto representa un alza de 5%, si se compra con las 903 vendidas en 2018, de las cuales 851 unidades fueron usadas y 52 nuevas. Para Silvio López, presidente de la Asociación de Banqueros Hipotecarios, esta tendencia alcista ha permitido a los bancos reducir su inventario de propiedades reposeídas, a la misma vez que mantiene en alzada los valores de las propiedades. “El año 2019 se logró cerrar por encima del año anterior tanto en ventas como en precio, lo que evidencia que la industria se está comenzando a estabilizar y está presentando indicios de mejoría. Las estadísticas reflejan el alza en la venta de propiedades usadas; eso responde a que hace años se ha detenido la construcción de proyectos nuevos por diversidad de razones, siendo la principal la recesión, donde los bancos como los desarrolladores están más cautelosos a la hora de invertir en este tipo de proyecto. La escasez de vivienda, ha permitido que el inventario de propiedades reposeídas se haya movido, de manera que hoy el nivel de casas reposeídas es bastante bajo”.

López aseguró que hoy le cuesta trabajo a las familias conseguir casa, lo que ha permitido que los precios comiencen a incrementar. Actualmente, el precio de venta promedio oscila entre los $120,000 a los $200,000, aunque siguen existiendo unos bolsillos de proyectos de mayor valor. Entiende que existe escasez de propiedades residenciales, por lo que nos descarta un alza en construcciones de propiedades nuevas, cuyos valores oscilen en esos mismos precios, donde entiende existe la demanda. “Siempre va haber alguna construcción de mayor valor, porque también existe un bolsillo particular en ese rango, pero la demanda promedio del país sigue siendo por debajo de los $200,000”.

Fuera de código las construcciones

Acorde con el ejecutivo, del inventario de viviendas en la Isla, entre un 70% a un 80% de las propiedades actuales datan de sobre 30 a 40 años de construidas, muchas de las cuales ya no cumplen con los códigos actuales de construcción. A ello se suma, que el 50% de las propiedades existentes se trata de construcciones informales. “Esto demuestra la necesidad de vivienda nueva que tiene este País. Proyectos que cumplen con los nuevos requisitos de construcción. Hacia futuro, la Isla se tiene que mover hacia vivienda segura, cuyos rangos de precios dependerán del desarrollador y el mercado. Después de María el mercado ha comenzado a estabilizarse un poco y entendemos deberá seguir en esa línea”, indicó.

La Oficina del Comisionado de Instituciones Financieras (OCIF) informó que en el período de julio a noviembre del año scal 2020 se vendieron 4,826 unidades de vivienda, 3.2 por ciento más que el mismo período del año scal 2019. Esto respondió en gran parte al incremento de 9.9 por ciento en la venta de unidades de vivienda existentes. No obstante, la venta de unidades de vivienda nuevas disminuyó 48.4 por ciento.

La venta de unidades de vivienda creció 13.7 por ciento en noviembre de 2019, para un total de 881 unidades. Según la OCIF, en el período de enero a noviembre de 2019, el comportamiento de la venta de unidades de vivienda fue igual, un aumento de 3.4 por ciento, respecto al mismo período del 2018. Esto fue resultado del incremento de 12.5 por ciento en la venta de unidades de vivienda existentes.